lunes, febrero 05, 2007
Arrogancia
Adolf Hitler 
La Arrogancia es el estado de estar convencido del derecho a situarse por encima de los otros. El arrogante (o soberbio) pretende ser superior a los demás, y desdeña la Humildad.

El arrogante no admite sus propios límites, y por lo tanto, llega con frecuencia a opinar sobre temas que desconoce, sólo para dar la impresión de inteligencia, sabiduría o conocimiento desbordado. Al mismo tiempo, desprecia a los que pueden saber más que él, negándose a aceptar críticas o a debatir sus puntos de vista, considerados por él como verdad absoluta.

El soberbio puede llegar a invertir grandes recursos (tiempo, dinero y esfuerzo) en intentar demostrar testarudamente su errado punto de vista. De esta forma, la Historia está llena de ejemplos de gobernantes arrogantes que llevaron a la perdición a sus pueblos, arrastrados por sus delirios de grandeza y superioridad.

Etiquetas: ,

 
posted by Master Diego at 5:07 p.m. | Permalink | View blog reactions


1 Comments:


At febrero 12, 2007 5:09 p.m., Blogger JHONY

Lo cierto es que esta gente tiene un talento para hacer super pesados los ambientes donde se desenvuelven. Son testarudos como nadie, pero este tipo de gente son los los que llenan las esferas del poder.

Saludos, buen post.